Canal RSS

Mantenimiento de edificios. (Fachadas:muros cortina)

Muros cortina

Descripción:

El muro cortina es una fachada ligera de montantes y travesaños que tiene un aspecto increíblemente ligero y fino. Ya sea vertical u horizontalmente, tan sólo resultan visibles unos milímetros tanto desde dentro como desde fuera. Un muro cortina (en inglés curtain wall) es un sistema de fachada que no carga con ningún peso muerto de la construcción que no sea el propio, y otro que transfiere los pesos horizontales que inciden sobre él. Estos pesos son transferidos a la estructura principal del edificio gracias a conexiones en pisos o columnas del edificio. Un muro cortina está diseñado para resistir la filtraciones de aire y agua, las fuerzas de vientos que actúen sobre el edificio, fuerzas sísmicas (generalmente, solo aquella impuestas por la inercia del muro cortina), y sus propias fuerzas de peso muerto.

Los muros cortina están típicamente diseñados con perfiles de aluminio extruído, aunque los primeros muros cortina fueron hechos en acero. El marco de aluminio suele estar ocupado con vidrio, que permite dar un aspecto agradable al edificio, al mismo tiempo que facilita la iluminación natural. Sin embargo, parámetros relacionados con el control de la ganancia solar, tales como confort térmico y visual son más difíciles de controlar cuando se utilizan muros cortina vidriados. Otros materiales utilizados son: piedra, paneles metálicos, persianas y ventanas mecánicas.

Uso, Conservación y Mantenimiento:

No realizar ninguna modificacion o reformas sin antes consultar a personal cualificado.

– Procuraremos no fijar elementos extraños al muro cortina.

– En muros cortina denominados “especiales” se seguirán fielmente las instrucciones dadas por el fabricante, bajo la supervisión de personal cualificado.

– Para el mantenimiento de este cerramiento es necesario personal especializado.

– La limpieza debe ser periódica, cada 3 meses como máximo.

– En caso de elementos de aleaciones ligeras (aluminio), debe limpiarse con esponja y agua jabonosa o detergentes no alcalinos, y después aclarar y dejar secar.

– En caso de elementos de acero galvanizado, eliminar el polvo, y lavar con agua con adición de un detergente neutro.

– En caso de elementos de acero inoxidable, eliminar el polvo por medio de agua jabonosa con adición de detergentes no clorados en polvo o líquido, se pueden usar esponjas, trapos o cepillos suaves.

– Al limpiar los vidrios, evitar los productos abrasivos que puedan rayarlos o afecten al acabado de los elementos metálicos. Dos veces al año, se limpiarán vidrios y perfiles opacos, así como elementos decorativos.

Revisiones Periódicas:

– Una vez al año, repaso de todos los elementos pintados y de los elementos metálicos estructurales y de soporte.

– Una vez cada cinco años, revisión de juntas de estanqueidad por la existencia de posibles filtraciones.

– Cada 10 años, Inspección Técnica de Edificios (sólo en Madrid ciudad).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: